Carta del presidente de ANARMA Novienbre 2014

A pesar de las buenas comunicaciones que tenemos ICAE, parece que alguno de sus técnicos no quieren firmar la paz, y siguen empeñados en castigar a todo un colectivo por el mal hacer de unos pocos, ya que hay funcionarios empeñados en estropear y boicotear esta nueva sintonía cueste lo que cueste.
El pasado día 30 fuimos convocados a una reunión junto con otras asociaciones del sector a lo que parecía una presentación oficial de la nueva cúpula del ICAE, el acto duró como quien dice dos segundos y se entró de inmediato en materia.
Atónitos escuchamos que hay grupos criminales que tienen un inusitado interés por coleccionar armas de patente previa a 1890 de forma legal, y se nos informó mostrando varias denuncias de armas incautadas en varias operaciones policiales, aunque sin aportar ninguna estadística que mostrase realmente la magnitud del problema. Si el interés de los criminales por estas armas “legales” ya nos parecía curioso, recordemos que debe expedirse una licencia AE para que puedan ser utilizadas que incluye antecedentes penales por lo que no entendemos muy bien que “criminales” se pueden hacer con ellas legalmente;lo que nos pareció realmente rocambolesco y lo que nos dejó con la boca abierta fue la decisión que el ICAE ya tenía tomada para atajar el problema.
Sencillamente pretenden crear una figura que se asemeja a un coleccionista de réplicas para acabar con la licencia AE, al que se le pretende imponer examen, armero, asociación o federación obligatoria y compra mínima de 2 armas el primer año.
Lo primero que nos sentó bastante mal es no ser consultados sobre está decisión sorpresa, y lo segundo que se esté dando una respuesta ilógica y desmesurada a un problema que en cifras del propio Ministerio de Interior es inexistente, tal y como les hemos consultado. A nuestro juicio estás medidas solo tienen cabida dentro de una cruzada contra las licencias AE, y no son más que una mera excusa o manipulación para suprimir esta licencia y convertirla en algo parecido a una F.
Como es lógico nadie aplaudió este disparate y ya en la reunión protestamos enérgicamente. Para empezar nos negamos rotundamente a aceptar un armero para piezas que ya no están consideradas como armas, mucho menos cuando hay otras licencias que amparan armas mucho más efectivas como son las A, B y E que no lo requieren. Además, nos tememos que este requerimiento de armero (sin más detalles) no va a estar referido a un Grado I, si no que apunta, al igual que pasa con la F, a un Grado III, lo cual es otro absurdo en si mismo, que busca efectivamente que estas armas solo puedan ser poseídas por personas con recursos económicos elevados capaces de pagar todas las nuevas restricciones. Que a juicio del ICAE esto evite el crimen nos produce estupor, sobre todo cuando, según se representó en la reunión, los criminales que acceden a estas armas trabajan con cantidades ingentes de dinero ilegal y viajan en vehículos BMW y Mercedes a pesar de vivir en chabolas y barrios marginales. Pensar que dificultando el acceso a estas armas a personas con bajos recursos económicos se va a solucionar el problema nos parece un planteamiento penoso, erroneo y sin ninguna duda caldo de cultivo para el populismo.
Por otro lado, que se pretenda exigir algo inconstitucional, como es la asociación obligatoria, como guiño hacía nosotros para aceptar la medida nos parece insultante. En ANARMA si algo tenemos claro, es que no queremos formar parte del paripé en el que están inmersas las federaciones con las licencias F, y tampoco queremos que se nos tengan que pagar peajes por obtener una determinada licencia. Lo de violar la Constitución con la asociación obligatoria ya nos parece un escándalo. Evidentemente alguno en los escalones intermedios del ICAE necesita lecciones de ética y moralidad, ya que sigue una la línea que hasta el momento solo ha facilitado corruptelas convirtiendo a las federaciones deportivas en franquicias pay-per-view para obtener armas. Nosotros creemos firmemente que 30 Euros para estar asociado, o 200 por estar federado, no son garantía suficiente de una actividad lícita. ANARMA por simple lógica no puede aceptar tal premisa, porque no garantiza absolutamente nada de nada. Para perseguir a los criminales están las FYCSE, y si los criminales se están haciendo con licencias AE o F con la actual legislación española no creo que sea por falta de restricciones, es precisamente porque la R.A. y las leyes está tan mal diseñados y fallan por todos lados. Podeís tener claro que no vamos a sumarnos a este despropósito legal excepto si no es para arreglarlo.
Con la compra mínima de armas también tenemos nuestras diferencias, no podemos aceptar cuotas obligatorias. Esta medida parece un guiño a los armeros para que apoyen el plan, y como es lógico si como pasa ahora, a un posible criminal que pasa todos los filtros se le obliga a comprar dos armas en vez de una, le estamos haciendo un favor enorme. Gran solución al problema!
Desde ANARMA pensamos que la única opción para evitar que los criminales accedan a las armas es apartarles de ellas, no castigar a todos los ciudadanos con normas absurdas y leoninas que los criminales de todas formas se van a saltar, por que en el fondo son eso, criminales, y lo son precisamente por saltarse las normas.
Creemos que la única forma de alejar a los criminales de las armas es endurecer las penas por posesión ilegal de armas en actos delictivos y que cuando concurran concurso de delitos se considere agravante. Por si el ICAE no lo sabe, el único sitio donde los criminales no están logrando acceder a las armas es dentro de las prisiones, esto debería darles una pista de que medidas funcionan y cuales no. En nuestra opinión es el mismo caso de las limitaciones de velocidad en la carretera, la gente no bajó de 140km/h hasta que empezó a costarles 600 Euros y puntos de Permiso de Conducir. Mientras rehabilitar armas ilegalmente, usar réplicas en atracos, o fabricar munición para el hampa sea penalmente rentable, estos delitos seguirán repitiéndose aunque el ICAE y la CIPAE sigan endureciendo y restringiendo las normas hasta el infinito. Eso sin contar que castigar a todos los usuarios legales por lo que hacen los criminales no es ética, ni moralmente, ni legalmente aceptable en un estado de derecho.
Con estas medias el ICAE y la CIPAE siguen permitiendo a los criminales operar al margen de la ley con toda tranquilidad, y fomenta abiertamente la proliferación de talleres ilegales y de fábricas de munición clandestinas.
Mientras la decisión no sea encerrarles y apartarles de las armas durante una larga temporada, no hay solución efectiva que valga. Llevamos ya tres modificaciones a cada cual más restrictiva, y el problema sigue presente, y lo peor, el armamento ilegal evoluciona hacia formas mucho más dañinas, indetectables y peligrosas.
Por supuesto desde ANARMA apoyamos todo lo que sea formación con el objetivo de mejorar la seguridad y entendemos que en su justa medida los armarios armeros pueden ser necesarios, pero como he comentado antes no podemos aceptar medidas arbitrarias unilaterales, y sobre todo no podemos aceptar armero para AE ni para ninguna otra licencia mientras haya licencias exentas, sin contar el uso de un Grado III nos parece desproporcionado e ilógico, y que muchos años después no paramos de escuchar rumores sobre que la implantación de estos  se debió a los regalos de un fabricante de cajas.
Por otro lado desde ANARMA creemos que este despropósito ya decidido en el seno de la CIPAE y que a todas vistas no va a salir hacia delante por ser inconstitucional, es una buena oportunidad para reformar nuestro sistema de licencias y europeizarlo, y de paso dar una solución definitiva al maltrecho y castigado Libro de Coleccionistas.
Después de revisar todas las normativas de la UE creemos que la mejor solución es establecer una Licencia de Coleccionistas con unos requisitos lógicos básicos como un plan de coleccionista y un plan de seguridad, tal y como queda adaptada en muchas normativas europeas, y separar claramente lo que es la “Tenencia” de armas del “Uso” de armas a la hora de exigir requisitos y licencias.
Es necesario actualizar y simplificar nuestro actual sistema de Licencias para adaptarlo a la realidad actual en los campos de tiro y los cotos de caza de España, y en Europa tenemos varios modelos muy simples y sencillos que descargarían de un montón de trabajo burocrático a la administración. Desde ANARMA vamos a intentar impulsar estas propuestas para que se cree una Licencia de Coleccionista que permita coleccionar cualquier arma con patente post 1890, e incluso que el Libro de Coleccionista pueda usarse a modo de excepción para acoger piezas singulares y valiosas que actualmente incumplan el R.A, al igual que ocurre en otros países de nuestro entorno.
Al igual que en el resto de la UE y la mayoría de las normas y convenios internacionales, nosotros tenemos muy claro que armas Pre 1890 no necesitan ningún tipo de licencia al no ser consideradas “armas”, excepto si van a ser “usadas” en campos de tiro. Nosotros ya hemos transmitido todas estas inquietudes al ICAE y les hemos ofrecido toda la ayuda necesaria para solucionar estos problemas.
Por otro lado me complace anunciaros que el próximo día 30 de Noviembre ANARMA celebrará su asamblea Anual. Espero que todos los socios que podáis asistir lo hagáis, a parte de informar sobre lo acontecido este año os informaremos sobre el balance cuentas y os presentamos para el voto unas modificaciones de los estatutos que tienen como objetivo reafirmar nuestra actual designación como asociación que no estaba refrendada en acta, la actualización de nuestra dirección física y una serie de mejoras que buscan que aquellos que accedan a la Junta Directiva de esta Asociación no lo hagan con idea de servir, no de enriquecerse.
Ese día esperamos recibir vuestra perspectiva sobre nuestra gestión y al final del orden del día atenderemos todos vuestros ruegos y preguntas.
Para finalizar también me gustaría informaros de la reunión entre ANARMA y CALL en Lima, Perú, donde nuestros hermanos de la APAAF y CALL nos invitaron a participar en una de sus reuniones con su equivalente al Coronel del ICAE, el SUCAMEC, y sus asesores.  La reunión fue sumamente enriquecedora y demuestra claramente que todo es mucho más sencillo cuando una organización pública trabaja para servir a los ciudadanos y solucionar problemas de forma efectiva. Tras realizar una estadística muy completa y una disección del crimen con armas de fuego, las leyes anti armas en Perú se han revertido radicalmente, pasando Perú a ser el país más pro armas legales de América Latina. Se han tomado decisiones muy valientes, como reformar su reglamento aumentando la validez de las licencias, simplificar la gestión de estas, y permitir que más de 325,000 peruanos hayan podido acceder a su equivalente a nuestra Licencia “B” portando hasta un máximo de dos armas a la vez encima.
Las reducción del crimen en un país de 30 millones de habitantes ha sido asombrosa por no decir brutal, pasando los homicidios de 5000 en el 2009 a menos de 1900 en lo que va del 2014. Para tener una idea de las cifras que hablamos, en España el año pasado tuvimos 1400 homicidios en un país de 40 millones de habitantes.
Curiosamente estás reformas han ido acompañadas de un enorme crecimiento económico en Perú, que desde luego está íntimamente ligado a una forma más libre de entender la política y el servicio público, que ha combatido con dureza la corrupción, y ha ilusionado a los ciudadanos de nuevo animándoles a confiar en el Estado y trabajar juntos para sacar el país hacia delante.

Un saludo a todos.

El Presidente Javier Arnaiz Larson

AHORRE TIEMPO Introduzca marca o modelo